POR QUÉ NO TODOS PUEDEN TRABAJAR EN LO QUE LES APASIONA

0

Hay una frase súper conocida de Confucio que reza «elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar el resto de tu vida». La habré escuchado cientos de veces, y son muchas más las ocasiones en la que he visto a personas que no piensan que la pasión tiene que estar en la ecuación laboral… y por eso trabajarán toda su vida.

Y eso es triste porque una de las cosas que nos definen es lo que hacemos, nuestra profesión o trabajo. A menudo si nos preguntan qué somos diremos: periodista, desarrollador, diseñador, arquitecto. Qué poderoso es nuestro trabajo en ese devenir cotidiano de auto definirnos. ¿Te imaginas que nos definamos a partir de algo que odiamos, que no nos place, que rechazamos?

Pero ¿por qué pasa? ¿que tan cierto es que no es fácil trabajar en lo que te apasiona? No hablo de esos empleos aspiracionales o «por el que cientos de mujeres matarían», hablo del trabajo cotidiano… ¿es imposible enamorarse de un trabajo?

Yo creo que las personas que no pueden ganarse el dinero con lo que les apasiona es porque no han puesto en práctica estos 3 sencillos pasos:

Elige tu trabajo con intención

Habrán aspectos que no te gusten, tendrá exigencias que te crisparán los nervios, pero cuando se trate de ganarse el dinero toma en cuenta 2 palabras: criterio e integridad.

Criterio para no quede duda de que eres tú quien hace la elección. Integridad para defender y perseverar en esa elección.

Cuando has decidido cómo y en qué trabajar no existirán las dudas, pero sobre todo, no darás cabida a las comparaciones (ese terrible enemigo de la felicidad). La perseverancia en cambio será el motor de la disciplina, esa que te hará falta cuando la inspiración y la motivación se vayan de paseo.

Cuida tu cabeza y tu corazón

El lenguaje, ese gran protagonista. Alex Grijelmo en su libro «La seducción de las palabras» lo explica muy bien cuando decía «nada puede medir el poder que ocultan las palabras». Y créanme, no hay nada más desmotivador que hacerle bullying al lunes, pensar repetidamente en lo mucho que odias tu trabajo, y peor aún, dar por hecho que no puedes hacer nada al respecto.

Y también al contrario, no todo el tiempo estamos motivados, la mayor parte del tiempo nuestro cerebro prefiere la gratificación y a menudo vamos a elegir el camino fácil de la queja o la inacción. En ese momento las palabras también cuentan.

Piensa en por qué amas lo que haces, qué beneficios te deja, qué te permite hacer o ser. Convierte en palabras tu pasión, ponle viñetas, enumera y racionaliza cada uno de los motivos, y empecemos de nuevo.

Muévete, coño

Mi mamá fue migrante. No imagino a nadie en peor situación de migrante que ella: sin familia, mujer, joven, sin estudios, y con dos hijas pequeñas.

Recuerdo que cuando era niña siempre escuchaba que mi mamá renunciaba a todos los trabajos (cuando no la botaban) y que si seguía así se iba a tener que mudar de ciudad porque en esta ya no le quedarían casas para limpiar.

Mi mamá tenía (y tiene) algo maravilloso, una inteligencia emocional muy berraca. Si algo no estaba bien, lo cambiaba. Si algo le molestaba, lo decía. Y si no estaba cómoda, se iba. Incluso en esa posición de indefensión en la que se encontraba mi mamá nunca pensó que no habían opciones y nunca aceptó un escenario en el que le fuese imposible negociar.

¿Y saben por qué? Porque ella amaba lo que hacía. Siempre ha tenido una vocación de servicio muy marcada, se sabía valiosa en cada casa a la que iba a cocinar o a limpiar, sabía que si esa casa andaba era en parte gracias a ella… y a cambio exigía reciprocidad en el respeto y la valoración que merecía. Y no se conformaba con menos, jamás.

Años después estudió y se convirtió en una costurera amorosa, paciente y muy dedicada. En fin, si mi mamá se movió ¿qué esperas tú para hacerlo? recuerda, «elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar el resto de tu vida».

Hoy también es domingo y escucho un vlog de Nathaniel Drew.

 

Share.

About Author

Ingrid Valero

Periodista con posgrado en Comunicación Multimedia. Digital Planner y redactora SEO a tiempo completo. Soy una emprendedora profesional y este sitio web es solo una excusa para contarte cómo lo hice.

Leave A Reply